Por supuesto, el acero al carbón se constituye principalmente de carbono y dependiendo de la cantidad que contenga, se clasificará en diversas categorías. Además, esto influye también en su resistencia y sus niveles de tenacidad y ductilidad.

Por otro lado, el acero inoxidable se caracteriza principalmente por su excelente resistencia a la corrosión, tal y como su nombre lo indica, por lo que nunca se oxidará al utilizarse en circunstancias de uso comunes.

Cada uno se compone de distintos niveles de cromo, lo que les confiere mayor o menor resistencia a la corrosión, por lo que el acero inoxidable es durará más con el paso del tiempo, aunque el acero al carbón es más duro, por lo que cuenta con diversas aplicaciones en la industria de la construcción.

En Corte Láser BMG somos especialistas en la maquila de láminas de diferentes tipos, por lo que te daremos la mejor asesoría y alternativas en función de las características de tu proyecto. Contáctanos y solicita más información.